Cómo evitar la retención de líquidos

comoevitarretencionliquido

Compártelo

Cómo evitar la retención de líquidos

La retención de líquidos siempre es un problema que se asocia a una enfermedad y debe ser evaluado por un médico.

No existe una situación de retención de líquidos que se pueda resolver de una manera sencilla o fácil, sino corresponde con una contusión, quemadura o una compresión de una extremidad.
Los edemas o retención de líquidos son el resultado de una mala función de un órgano o grupo de órganos (corazón, hígado, riñones, colón, venas, etc) normalmente relacionados con el complejo sistema del equilibrio hidroelectolítico del cuerpo que adecua tanto la absorción de agua y sales (sodio y potasio) como la eliminación de sustancias tóxicas como del exceso de sales minerales.

Las principales causas de los edemas generalizados son:

1. La insuficiencia cardíaca.

2. La insuficiencia hepática.

3. La insuficiencia renal

En estos casos la retención de líquidos se caracteriza por un signo de fácil identificación que se llama “fóvea” que se traduce que al presionar el edema con un dedo de la mano deja una huella o hueco que tarda unos segundos en volver a rellenarse.

Uno de las causas más comunes de la retención de liquido son los problemas relacionados con el retorno venoso e insuficiencia venosa que afecta a la mayoría de las mujeres por sus factores especiales como son los embarazos, el metabolismo hormonal de su menstruación al que se añade los trabajos donde se permanece mucho tiempo de pie sin desplazarse así como el uso de tacones altos que no benefician la circulación venosa de los miembros inferiores. En la mayoría de los casos de insuficiencia venosa la retención de líquidos disminuye drásticamente cuando se invierte la posición de las piernas y se colocan en altura por encima del plano del corazón, excepto cuando la causa es una trombosis venosa que además produce un intenso dolor y enrojecimiento de la piel.

Hay que tener especial cuidado con diferenciarlo del edema linfático, que es una retención líquida de carácter duro que no se deplecciona al presionarlo y produce una exudación de liquido en la piel.

También hay que valorar aquellas retenciones de líquidos “especiales” que tiene que ver con los estilos de vida, la nutrición y la toma de medicamentos.
Entre los medicamentos que retienen líquidos hay que señalar por su frecuencia a los anticonceptivos y sobre todos hay que resaltar los corticoides y los anabolizantes, que además del riesgo para la salud que conlleva tomarlos sin consejo médico, producen gran retención de líquidos en todo el cuerpo.

Recomendaciones para evitar la retención de líquidos: 

1. La recomendaciones generales para evitar la retención de líquidos son tomar abundante agua e infusiones, no tomar sal ni colas, comer equilibradamente y ejercicio periódicamente.

2. No tomar diuréticos sin control médico y cuando tenga un problema de retorno venoso recurrir a un médico especialista en flebología para que le realice un diagnóstico certero y le instaure un tratamiento adecuado a su caso.

3. Actualmente la flebología ha avanzado mucho y la mayoría de sus tratamientos se realizan mediante técnicas de cirugía mínimamente invasiva que no dejan prácticamente señales en el cuerpo.

Las dudas sobre su retención de líquidos son susceptibles de ser aclaradas por un servicio de Telemedicina antes de acudir a su médico.

Dr-Roberto-Medina

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *